3 abr. 2014

Reflexión IX: Hasta aquí hemos llegado...

''Cierra los ojos e intenta recordar el camino''

 Hasta aquí hemos llegado. Hoy cumplo años, celebro la vida y la vida celebra conmigo. Agradezco a la vida que me dio tanto, que puso el barrizal en el que cai y del que me levanté, que me hace llorar y me hace aprender y algo más importante: sonreir y regalarle a los demás una sonrisa, compartir es más bonito que recibir, siempre.
Gracias vida por hacerme coincidir, gracias a las coincidencias he conocido a personas que hoy considero parte de mi y mi camino.
Gracias vida por darme la oportunidad de saborear el fracaso, sabe fenomenal ¿Sabes por qué?
Porque me hace luchar y volar de forma que ni las alas de los ángeles pueden batirse, gracias al fracaso me acerco a la victoria ''No tengas miedo a volar'' dijo Peter Pan y es que me siento ganador, me siento ganador cuando aconsejo, cuando salvo vidas por simples segundos, cuando regalo esperanza a quien la merece, cuando ayudo a combatir o simplemente cuando regalo buenos momentos a quienes quiero, a quienes amo.
Gracias vida por hacer posible cada gota de lluvia, cada pixel, cada color, eres hermosa.
Gracias vida por darme una familia humilde, que me apoya y que aunque no lo sepan todo de mi me hacen especial. Mis amigos, los verdaderos, gracias por esos momentos de evasión, de escape, de sinceridad, de simplemente ''nosotros''.
Gracias vida por hacerme cantar a pleno pulmón y liberarme, por introducir las ganas de escribir cuando era pequeñito, cuando escribía pequeños libritos de historias llenas de sombras mientras los demás salían al parque a jugar, parecía ayer todo, parecía ayer cuando me sentaba en el umbral de mi casa para jugar a la Game Boy con tan solo 2 añitos...

He vivido tantos días, tantos minutos, tantas horas, tantos segundos. Solo y acompañado, he querido y odiado a mucha gente durante años y ahora puedo contar con los dedos de una mano los que permanecen latentes. La vida no solo me ha regalado, tambien me ha arrebatado a personas importantes, que con su falta, me han inspirado para vivir y apreciar.
Tengo hambre de futuro, y lo voy a saciar: trabajaré más con ilusión, reiré más y amaré más y seguro que con esa fórmula podré obtener el futuro colorido...

El 3 de Abril a cierta hora, una mujer lloró de alegría y un bebé le lloró tras respirar por primera vez. Un chico creativo y vulnerable aprendió poco a poco, a gatear, a sonreir, a caminar. Y mostrándose como es, creció. A lo largo de su vida sufrió, los primeros dientes se caían, las cuentas no le salían, se portaba mal en el colegio, le abandonaron en varias ocasiones y le putearon en otras también pintaron su vida de color negro... Crece, adolescente puro es ahora, con sus dudas y sus miedos, con sus ganas de fiesta y con su libro bajo el brazo, con su lapiz y su papel, con las ganas de vivir cree él.

Poco a poco vence sus miedos y hasta aquí ha llegado ahora...

¿Y tú qué le agradeces a la vida? ¿Hasta donde has llegado? ¿Tienes hambre de futuro? ¿Pretendes mejorar o empeorar? ¿Celebras con la vida? ¡¡Brinda con ella!!




1 comentario:

  1. Garci es profundo lo que escribes, tiene mucho de niňo y algo de hombre, del saber de los pasos que en la vida damos.

    ResponderEliminar