7 mar. 2014

Reflexión VII: Sácale jugo a los defectos

          ¡Otro día más, la misma mierda! ¡Vaya día más apagado y aburrido!

Y con esta introducción la temática de esta reflexión queda más que clara, una serie de frases que he escuchado en varias canciones de mi rapera favorita me han hecho reflexionar y como suelo hacer esta reflexión nació destinada a ser leida por vosotros... 

Y es verdad que los Lunes son fatales, que los suspensos no molan, que el despido es el mayor monstruo en el armario que hay ahora en España, que si te dejan para siempre no vas a volver a encontrar a nadie igual, que mirar hacia atrás con miedo es frecuente, que los defectos tampoco molan y que ser perfecto es importante. ¡FALSO! Muy falso, tan falso como decir que Mario el fontanero no está loco.

Aunque en esa serie de fatalidades hay algunas que vemos de mala manera y que apreciamos de otra forma. Los Lunes son días como otros cuales quieras, con su Sol, con su Luna, con sus nubes colgando del auditorio, con su telón, con su rutina y está ahí el problema. La rutina a veces es pesada y nos supone una carga para vivir felices y para poder decir: ¡Bien, llegó el Lunes! cosa que ningún ser humano del mundo dice pero es que debemos apreciar cada día como uno nuevo porque aunque nosotros no nos demos cuenta, la naturaleza nos brinda un acto natural cada día con el movimiento del sol y de las nubes, el baile de las ramas de los arboles, con como el Sol se va escondiendo ¡Precioso! pero nosotros no sabemos apreciar eso, es más, lo ignoramos y sí a eso le añadimos nuestros asuntos entonces no nos importará nada.
Vive los días y olvida tus problemas ya que no son los únicos en este mundo y busca algo para solucionarlos, parado y quejándote no haces NADA.

Yo creo que las ganas de trabajar son esenciales con las ganas de trabajar podemos obtener muchísimos resultados, sácale jugo a los defectos, a tus defectos, a los defectos de cada uno, así te darás cuenta de que eres una persona real, sácale jugo a los defectos del Lunes, a los madrugones y a todo lo que conlleva los días. Desengranando los defectos podrémos llegar a darnos cuenta de que tenemos más de lo que merecemos, de que millones y millones de personas pasan por una situación peor que nosotros y aún así sonríen con un simple juguete o con un simple trozo de pan. Son tantos los defectos en esta vida y sí desengranamos esos defectos conseguiremos luchar por una razón.

G2

No hay comentarios:

Publicar un comentario